Comida chatarra: Qué le ocurre al cuerpo tras su consumo

comida chatarra

En la actualidad, la mayoría de las personas lleva una vida muy acelerada. Esto, sumado a los bajos costos y el atractivo con el que se presenta la comida chatarra, se incita a la gente a su ingesta de una manera constante. Lamentablemente, el consumo sin control puede inducir a padecer de algunos problemas y enfermedades debido al déficit de vitaminas y minerales en el organismo.

Consecuencias del consumo de comida chatarra

Las comidas chatarras son aquellas que contienen cantidades elevadas de grasas, sal y azúcar, y no cuentan con los componentes necesarios para mantener una buena salud. Esto, dando paso al desarrollo de los siguientes problemas y enfermedades que disminuyen la calidad de vida.

  • Aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares: El azúcar excesivo en la sangre puede lesionar los vasos sanguíneos, inflamándolos. Las grasas presentes en este tipo de comida promueven que en las arterias se adhiera el colesterol, bloqueando la circulación de sangre al corazón.
  • Problemas digestivos: El consumo habitual de comida rápida puede provocar irritación en el colon o reflujo, debido al aceite que aumenta la producción de ácido irritando el estómago.
  • Incrementa la posibilidad de padecer enfermedades renales: Por lo general, la comida chatarra contiene gran cantidad de sal, mucho mayor al que los riñones deberían recibir, ocasionando un daño, pues esto impide que filtren las toxinas debidamente.
  • Riesgos de sufrir diabetes: El cuerpo necesita recibir la cantidad de glucosa adecuada para mantener un flujo constante. Por ello, la glucosa excesiva que no logra ser integrada a las células va directamente a la sangre, incrementando los riegos de sufrir de diabetes.
  • Envejecimiento prematuro: La oxigenación correcta de la piel se ve afectada por el consumo de comida chatarra, ya que las células no pueden realizar sus procesos adecuadamente.
  • Daños en el hígado: Este órgano se puede ver afectado por el consumo de grandes cantidades de grasas. E incluso, los daños pueden ser similares a los causados por el alcoholismo.
  • Probabilidades de contraer algún tipo de cáncer: La fibra permite limpiar las toxinas del cuerpo impidiendo que se desarrollen células anormales. Las comidas chatarras no contienen fibra, lo que favorece contraer algún tipo de cáncer.
  • Debilidad y fatiga: Al no contener proteínas ni vitaminas, no brindan al cuerpo la energía requerida para poder realizar las actividades diariamente.

¿Cómo revertir los efectos de un consumo prolongado?

Los expertos en obesidad y nutrición han dado algunas recomendaciones para revertir los efectos de un consumo de comida chatarra que se ha tenido por mucho tiempo.

  • Mantener el cuerpo hidratado con agua y evitar el azúcar en las infusiones.
  • Evitar el sedentarismo y planear una rutina de ejercicios diarios.
  • Realizar una alimentación donde predominen las verduras, frutas, legumbres, cereales integrales, carne, pescado y embutidos magros, frutos secos, lácteos desnatados y aceite de oliva.

La comida chatarra en su mayoría es muy deliciosa, y podemos consumirla de vez en cuando para salirnos de la rutina. Aunque a veces es difícil elegir, es importante pensar en cómo queremos sentirnos todos los días y poder disfrutar de una vida de calidad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)